Equipamiento higiénico sanitario: soluciones innovadoras

equipamiento higiénico sanitario
Una de las soluciones para colectividades de Dyson.

El sector del equipamiento higiénico sanitario para colectividades se está reinventando con innovaciones tecnológicas y con el lanzamiento de nuevos productos que ofrecen mayores prestaciones. La demanda de soluciones más efectivas, pero, al mismo tiempo, de mayor eficiencia energética, como corresponde a los entornos colectivos en los que se instalan estos aparatos, insta a las empresas proveedoras a presentar soluciones cada vez más avanzadas. Simultáneamente, sin embargo, la presión competitiva, muy acentuada en el actual contexto deprimido, crea un mercado “paralelo” en el que el precio asume el protagonismo.

Las empresas de equipamiento higiénico sanitario han visto en los últimos años cómo se contraía bruscamente su espacio natural de mercado: el lugar público o colectivo. En estos meses más recientes, con un ámbito público que sigue en horas bajas, se ha apreciado un ligero repunte en el segmento privado (hoteles, centros comerciales…). Pero la reducción de las inversiones públicas ha mermado considerablemente la capacidad de ventas de las empresas proveedoras, que se han visto obligadas a centrarse en algunos factores clave, pero también, a reinventar su oferta.
Las empresas punteras se han apoyado sin duda en su garantía de marca y de calidad de producto, pero resulta buna estrategia insuficiente si no va acompañada de una adecuación al nuevo entorno del mercado.

El sector pide productos eficaces y de alto rendimiento, que reduzcan el gasto energético, y que sean robustos y, al mismo tiempo, fácilmente integrables en cualquier ambiente. Y que, en fin, tengan un precio ajustado. Las empresas han intentado responder a este rompecabezas con distintas soluciones y con productos innovadores.

Mayores prestaciones

Y en cabeza de la innovación se encuentra sin duda el secamanos, el producto estrella del sector y con el que las empresas pueden exhibir su capacidad tecnológica. Los nuevos modelos intentan reducir al máximo el tiempo de secado de manos (entre un mínimo de 8 segundos y un máximo de 12) para facilitar la rotación de los usuarios, a la vez que reducir la potencia y el consumo energético.
Rentabilidad y ecología van de la mano en un producto que ha experimentado notables modificaciones en diseño, adoptando a menudo el enfoque vertical de secado de manos más que el horizontal, pero que necesita seguir respondiendo a las necesidades de robustez y resistencia en los espacios de gran tránsito de personas.

En el mismo sentido se incluyen prestaciones antibacterianas para garantizar la higiene en estos espacios públicos, una demanda que se extiende a los espacios específicamente sanitarios, en los que la demanda de condiciones higiénicas es primordial. La baja sonoridad es otra de las características apreciadas por los clientes y en las que los fabricantes inciden igualmente, reduciendo de este modo la contaminación acústica en los entornos colectivos.

Los diseños robustos y compactos, a menudo antivandálicos, que caracterizan estos aparatos, deben se capaces asimismo de integrarse en los más diversos ambiente, desprendiéndose de la apariencia más industrial y adoptando formas suaves, acabados decorativos y detalles coloristas.

Servicio y precio

Si bien el secamanos es el producto estrella, el equipamiento higiénico sanitario comprende una amplia gama de productos para el cuidado del cuerpo en los lugares públicos (secadores de manos y de pelo, dispensadores de papel y de jabón, papeleras, cambiapañales y fuentes de agua…). Las empresas con voluntad de reclamar un puesto en el sector precisan contar con la más extensa línea de equipamiento a fin de poder ofrecer una oferta integral y convertirse así en proveedor de referencia.

Las innovaciones tecnológicas, las mayores prestaciones, la capacidad de servicio, se insertan en un contexto de mercado en el que el precio ha adquirido un renovado protagonismo. En este sector se registra con especial virulencia la conquista del mercado mediante el precio más bajo posible como consecuencia de la reducción de la demanda.

Se ha ampliado el espectro del segmento de bajo precio, con productos tanto nacionales como de importación, de modo que gravita sobre el conjunto del sector una presión a la baja que obliga a todas las empresas a medirse en términos de competitividad vía precio. En el caso de los proveedores situados en los niveles superiores del mercado, esta tendencia se traduce en una más estrecha relación calidad-precio, que pueda responder a este condicionante económico.

Check Also

Mamparas

Mamparas: el sector prevé aumentar las ventas

El mercado español de la mampara muestra todas las tensiones y oscilaciones de un sector …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece + 12 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies